Si se ve bien, se vende bien. – Desverdizado controlado de cítricos.

“De la vista nace el amor”, y en nuestra selección de frutas y verduras para consumo personal, esta frase no es excepción, y por lo tanto se convierte en una fuente de riesgo para generación de mermas en el punto de venta, de aquellos frutos que, por su aspecto, se quedan en los anaqueles o son maltratados por los consumidores.

De acuerdo con el comportamiento fisiológico poscosecha, las frutas se dividen en dos grandes grupos; Las frutas climatéricas, como tomates y plátanos, y las frutas no climatéricas, como los cítricos. Para cada grupo, se estipulan unos parámetros de calidad específicos, que determinan el momento para su recolección.

Los frutos climatéricos, pueden recolectarse en su etapa fisiológica, (verdes) y con el tiempo alcanzarán su madurez de consumo o comercial. (color y sabor). Sin embargo, los frutos no climatéricos se deben recolectar hasta que alcanzan el grado de madurez comercial en el árbol ya que este proceso no se da por sí mismo una vez recoletados; o bien se debe estimular su desverdizado en etapa de poscosecha,.  

Entre las frutas no climatéricas de mayor comercialización en el mundo, se encuentran los cítricos, su aspecto de no climatérico expone que el momento de su corte depende exclusivamente de los grados brix que presente (nivel de sabor). Dependiendo de la estación, en el transcurso del año, el sabor se nivela con la obtención del color externo o no, según sea el caso. En la etapa de altas temperaturas, la fruta con sabor adecuado continúa verde por fuera, caso contrario en las estaciones frías, momento en el cual el sabor va en paralelo con el desarrollo del color de la epidermis.

Con el objetivo de mantener el alto valor comercial de los frutos cítricos, es posible desarrollar el proceso poscosecha denominado el desverdizado, es decir, la remoción de la clorofila (color verde) de la epidermis, y al mismo tiempo, promover la síntesis de carotenos (color naranja, amarillo). El correcto desarrollo del proceso debe procurar; rapidez, evitar tanto el deterioro de la calidad de la fruta, como la reducción de la vida de anaquel. Para lograrlo con éxito, se debe controlar 4 parámetros fundamentales:

  • Temperatura
  • Concentración de CO2
  • % de humedad relativa
  • Concentración del etileno

Para un derverdizado correcto, que maximice los resultados comerciales, se deben controlar y equilibrar los niveles adecuados de estas 4 variables. Intentar un desverdizado sin control, puede traducirse en daños a la fruta, merma, devoluciones y falta de cumplimiento a los clientes.

En la empresa PHS, somos expertos en el manejo de frutas y verduras en su etapa de poscosecha y hemos desarrollado un proceso técnico de desverdizado altamente tecnificado y eficiente, que puede ajustarse a cualquier tipo de cámara o local, aun cuando no se tenga una gran infraestructura. Un espacio hermético será suficiente para garantizar un desverdizado en tiempo récord, con los mejores resultados comerciales.

Independientemente de tu variedad de fruta, tu espacio o tu infraestructura, tenemos una solución de desverdizado para tu cosecha. Contacta a un técnico para conocer más. www.phs.fagro.mx, https://www.facebook.com/FagroPHS/, o al teléfono 8444880764.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *