Maduración de frutos climatéricos en el invierno – Los grandes retos.

MADURACIÓN DE FRUTOS CLIMATÉRICOS EN EL INVIERNO

A nivel global, el consumo de frutas y verduras es constante todo el año, lo cual genera la necesidad de que haya disponibilidad permanente. Lograrlo es un reto que se relaciona con la temporalidad de los cultivos. Sin embargo, existen maneras de potencializar la oferta de frutos, aun en invierno.

El proceso de formación de la flor, del fruto y posterior crecimiento de la mayoría de los frutos, requiere que se presenten, en una etapa del proceso integral, niveles determinados de temperatura, que permitan el máximo aprovechamiento de las enzimas en las reacciones bioquímicas de desarrollo celular y macro celular.

En los meses de invierno, la reducción de las temperaturas ambientales, retardan estos procesos bioquímicos, que en conjunto se denominan maduración, ocasionando retrasos en el alcance de las características que confieren su perfil comercial y posterior comercialización.

Debido a la problemática climatológica en campo, es indispensable tomar provecho de la capacidad que tienen las frutas, de madurar durante su poscosecha. Para garantizar la eficiencia, este proceso de maduración poscosecha, debe implementarse cumpliendo con un mínimo de requisitos técnicos.

Las frutas climatéricas como el tomate, banano, aguacate, mango, papaya, entre otros, pueden madurar y alcanzar el perfil de consumo (madurez comercial) aun cuando se cosechen verdes. Sin embargo, se busca agilizar este proceso, con fines comerciales, a través del manejo de la fruta en la etapa de poscosecha.  Aparte de reducir el tiempo de maduración, se busca que no haya deterioro en la calidad de la fruta y prolongar al máximo su vida útil. Para lograrlo, se deben controlar 4 parámetros fundamentales:

  • Temperatura
  • Concentración de CO2
  • % de humedad relativa
  • Concentración del etileno

El correcto proceso de maduración, que involucra el control de las 4 variables mencionadas, permite mantener fruta en estado de comercialización, de alta calidad y prolongada vida útil, alcanzando beneficios comerciales. No obstante, cuando el proceso carece de control, en lugar de dar réditos, produce innumerables problemas por daño en la fruta, devoluciones e incumplimientos a los clientes.

En la empresa PHS, somos expertos en el tratamiento de frutas y verduras en su etapa de poscosecha y hemos diseñado un método para el proceso de maduración de perfil altamente técnico, pero ajustable a cualquier tipo de cámara o local. No se requiere una gran infraestructura, solo es indispensable un espacio hermético. Contáctanos para conocer cómo adaptar estos procesos a tus requerimientos. www.phs.fagro.mx, https://www.facebook.com/FagroPHS/, o al teléfono 8444880764.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *