Evaluación microbiológica del ambiente.

El medio ambiente en un la industria de los alimentos se refiere al aire, equipo con suplicios que entran en contacto con los alimentos, así como superficies que no entran contacto con el alimento como paredes, pisos, ventanas e instalaciones en general. 

El  monitoreo ambiental se centra en el hecho de que un medio ambiente contaminado aumenta la posibilidad de que el producto terminado sea contaminado, por esta razón es importante identificar los lugares de origen de la contaminación microbiana. Tiene como objetivo identificar las fuentes de contaminación, identificar los lugares que requieren la toma de acciones correctivas, verificar si el ambiente es un punto crítico de control.

El monitoreo microbiológico también contribuye a verificar la efectividad de los procedimientos estándares de higienización y es un requisito fundamental que forma parte de las buenas prácticas de manufactura (BPM), además de ser un programa de control que verifica los procedimientos estándares de operación de higienización y asegurar la inocuidad del producto. Es importante efectuarlo al inicio del proceso, cuando el producto final revela contaminación y/o cuando la vida de anaquel del producto es muy corta.

Evaluación microbiológica del ambiente en empaque con Purex® Biosanitozer (Alternaria spp., Penicillium spp., Clodosporium sp., Fusarium sp.y Rhizopus sp.)
Evaluación microbiológica del ambiente en empaque con Purex® Biosanitozer (A: Alternaria spp. aislada de muestra antes de desinfección de ambiente,  B: Alternaria spp. vista al microscopio y C: evaluación después de desinfección de ambiente).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *