La importancia del tratamiento post-cosecha de la manzana.

La manzana es una fruta con un contenido de agua medio, pero un bajo coeficiente de transpiración, por tanto, las mermas durante la cosecha, empaque y transporte son mínimas.  Sin embargo, las prácticas llevadas a cabo durante su manejo pos-cosecha tienen importantes áreas de oportunidad para garantizar su llegada en mejores condiciones al consumidor final.

La manzana tiene una epidermis muy delgada, por lo que cualquier producto químico usado durante su cultivo o pos-cosecha, penetra al fruto y puede atentar contra la salud del consumidor, que en muchos casos se trata de niños. De ahí que se vuelva tan importante el cuidado que se debe poner en los insumos que se utilizan durante su cultivo, cosecha y pos-cosecha.

La cultura desarrollada en los empaques de manzana en México desde hace décadas desafortunadamente da origen a incorrectos manejos durante su pos-cosecha y empaque. Estas incidencias se dan, principalmente debido a que la manzana corresponde a un sector no exportador (solo consumo nacional). Esto ha ocasionado una carencia de exigencias a nivel fitosanitario que se refleja en un inadecuado tratamiento en línea de empaque, relacionado básicamente con

  • Ausencia de lavado
  • Muy poco control en la desinfección
  • Uso de fungicidas inadecuados aun tratándose de cultivos que se consumen con su cáscara.

Con el compromiso ético y sustentable de hacer llegar al mercado mejores frutos, a continuación, se enlistan algunos tips para lograr un mejor manejo de la manzana desde el árbol hasta las mesas de los consumidores:

  1. Usar un jabón adecuado para el lavado de frutas en la primera tina de inmersión de cajones.
  2. Desinfectar mediante duchas a la salida de la tina de lavado inicial
  3. Monitorear la solución desinfectante, para mantener control en su efecto biocida
  4. Usar preferiblemente desinfectantes orgánicos, sin residualidad
  5. Evitar el uso de fungicidas no aprobados en los listados de LMR de Estados Unidos y Europa como referencia.
  6. Usar biofortificantes naturales con efecto biocida para el control de hongos durante los almacenamientos y comercialización.
  7. Recubrir con ceras protectoras autorizadas para preservar la fruta por más tiempo y evitar su deshidratación.

PHS, a través de sus líneas PUREX y CLARITY te ofrece una amplia variedad de soluciones para mejorar el manejo de manzana en su etapa de empaque, transporte y almacenamiento. Conoce más en la página web: https://phs.fagro.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *